PRESENTACIÓN DE DOS LIBROS DE ARÍSTIDES VARGAS. PASO DE GATO EDITORIAL. SALVADOR LEMIS. 2017.

PRESENTACIÓN DE DOS LIBROS DE ARISTIDES VARGAS EN COMPAÑÍA DE SU MUSA, CHARO FRANCÉS. EDITORIAL PASO DE GATO. 2017.



Cuando imparto cátedra en las universidades de artes, digo siempre que Arístides Vargas es el Federico García Lorca de Latinoamérica. Podría parecer que pretendo exagerar para que los jóvenes actores y actrices lean y conozcan sus textos, pero estoy absolutamente convencido de que su poesía teatral es trascendente, roza la eternidad. ¡Y por tanto lo es! Hoy estamos reunidos en un momento histórico en este edificio. Anoten la fecha.

Tanta belleza, fino humor y delicadas estructuras componen numerosos bastidores que tienen una sola musa: María del Rosario… Charo Francés. Ambos crearon TEATRO MALAYERBA, en Ecuador.
Quien los ve sobre el escenario jamás los olvida. ¡Y son tan necesarios ante la avalancha de violencia, contaminación del gusto y empantanamiento de la fealdad!, que los que no los conocen aún tienen como una sed de “no se sabe qué”, misma que se calma al beber de sus palabras, acciones y guiños.
El equinoccio de primavera trae siempre cosas buenas. La avalancha ha sido que estas dos primeras figuras del teatro mundial visitaran el mundo maya-yucateco y -sin sacudirse el polvo del camino- aparezcan aquí: en el espacio de PASO DE GATO.
Jaime Chabaud, incansable, amigo de todos, también dramaturgo y editor, convoca almas gemelas. Aquí estamos.
_________________________________
________________________________
El legado de personalidades como los colombianos Santiago García, Enrique Buenaventura, Emilce González y Beatriz Camargo; los cubanos Flora Lauten, Vivian Martínez, Raquel Carrió, teatro Buendía y teatro Escambray; y otros colegas y autores como Aquiles Nazoa, Felisberto Hernández, Lezama Lima, Bioy Casares, José Antonio Rial, Eugenio Barba, José Monleón, Augusto Boal, Juan Carlos Gené, Fernando del Paso y tantos otros, emparentan con Arístides. La imagen, el proceso de analogías y homologías, el realismo mágico, la denuncia social genuina, el eco de la tragedia, la deconstrucción de antiguas verdades acuñadas, son los ingredientes de esta nueva dramaturgia.
Él es el autor de esa pequeña obra maestra titulada NUESTRA SEÑORA DE LAS NUBES: un texto clásico ya. Y también de LA EDAD DE LA CIRUELA, FLORES ARRANCADAS A LA NIEBLA, LA MUCHACHA DE LOS LIBROS USADOS, LA RAZÓN BLINDADA, LA MARAVILLOSA HISTORIA DEL HÉROE Y EL TRAIDOR, LA CANCIÓN DE LA LIEBRE, LA CASA DE RIGOBERTA, INSTRUCCIONES PARA ABRAZAR EL AIRE, DONDE EL VIENTO HACE BUÑUELOS, TRES PIEZAS DEL MAR…
FOTO: -Puesta de "Nuestra Señora de las Nubes", de Arístides Vargas. Salvador Lemis y Jaime Bañuelos. Aguascalientes, México-. 
_________________________________________________________________
Arístides ha declarado: “El territorio de la escritura es también el territorio del papel, pero no para estar en las bibliotecas, sino en el bolsillo de los actores, para ser llevado a la escena. La escritura teatral se sitúa entre quien crea y quien la pone en escena. Es una acción en transición, a la espera de asumir otro estadio. Las obras son un material vivo, viajan, todo el tiempo viajan. Y no hay mejor viaje, que el que se realiza hacia otros creadores”.
__________________________________________________________________
Hoy en PASO DE GATO EDITORIAL presentamos dos obras de Vargas, mismas que pueden adquirirse para ser autografiadas. Y en la librería existen ediciones de varios textos más de su autoría… 

Aquí tenemos:
LA EXACTA SUPERFICIE DEL ROBLE.
INSTRUCCIONES PARA ABRAZAR EL AIRE.
En la primera se narra un viaje iniciático: el peregrinar de una ciega que lleva una linterna, Sajoa… quien halla personajes pintorescos en un mundo alucinante. Ziri, uno de los caracteres pintados, posee una vaca, “así como otros tienen perros y tienen muros para cuidar sus propiedades”… y le cuenta a Sajoa: “Había una vez una niña que creía no ver, entonces encendía todas las luces de su casa, aun de día, pero seguía sin ver, hasta que un día, harta de vivir en la oscuridad, dijo LUZ, y vio con transparencia las cosas del mundo; desde entonces, cuando alguien pregunta qué es la luz, alguien le responde: ‘es una mentira contada por una niña que no ve’.”
El texto fue escrito para la compañía Kukubiltxo, creada en 1977 en el País Vasco. Después de mantenerse activa durante treinta largos años de creación, soñó junto al dramaturgo. Una obra que podrán leer y que habla acerca de la noción de existir, del exilio, de la vida errante, de la imposibilidad de ver al prójimo, de la locura personal que se carga como un fardo, del surrealismo de existir sin que seamos perdonados.

_________________________________________________________________
Por su parte la otra obra que presentamos y que Charo y Arístides han traído de gira a nuestro país, INSTRUCCIONES PARA ABRAZAR EL AIRE, narra una historia terrible que ellos nos contarán. La desaparición de una niña. El horror de un rapto y la historia de su abuela y su abuelo buscando afanosamente durante más de 40 años… Una historia de conejos, brisa, un árbol limonero, una casa clandestina y el dolor de nuestros pueblos atenazados continuamente por sus militares, sus dictaduras, sus corruptos personajes siniestros.

__________________________________________________________________
Arístides Vargas ha conseguido crear un estilo propio. Generar una micropoética poderosísima, en palabras de Dubatti. Ha logrado dar voz al dolor identitario y a la belleza de nuestros pueblos desperdigados por América. Consigue mezclar humor y horror. Consigue mezclar añoranza con efluvios de parentela. Su sagacidad no halla epígonos ni clones. Su voz es única, original, imperecedera. 
Tiene mucho por decir. Tanto él como Charo tienen mucho por decir a través de su paraíso de intensidades que bautizaron MALAYERBA.
Deudores de una tradición castiza, refugian letras y palabras en la gracia criolla, la música austral, lo real maravilloso de nuestra gente. Y ponen el dedo en la herida del costado, de todas, la más milagrosa.
La poesía en estos textos se desgrana y llena las palmas de las manos de los que suplicamos un poco de Belleza para el mundo. Así que ante su teatro somos mendigos afortunados. Cambian imagen por imago. Cambian poder por potens. Van a la esencia.

_________________________________________________________________
Y no digo más, porque estando él, de quien recientemente monté Nuestra Señora de las Nubes en Aguascalientes, con diseños de Jaime Bañuelos en Teatro Errante; así como la dramaturgia escénica en otros de sus textos con Nelson Cepeda en Borba Teatro, Uruguay-México, montaje de La razón blindada y otros… continuar con esta presentación sería un desperdicio: ya que están vivos, presentes y sonrientes.
Sólo deseo terminar compartiendo algunos fragmenticos de sus parlamentos eternos:
Briznas textuales y ecos de Arístides:
 “Iñaki: Toma un puñado de tierra… (…) Métela en tu bolsillo, y cuando alguien te pregunte de dónde eres, dile que eres de la tierra que se acumula en tu bolsillo”. (Roble)
“En ese lugar que es ninguno ocurrió esto que en realidad nunca ocurrió, es importante esto: nunca ocurrió, y recordarlo como lo que nunca ocurrió, eso permitirá que no muera, lo que no sucedió no puede morir, lo que no existe no puede morir… (Pausa) ¿Será por eso que Dios aguanta tanto?” (Blindada)
“¿Por qué no me escuchas? Yo grito con todas mis fuerzas pero en el mundo no se escucha ni siquiera un susurro. Fuera de mí, todo es apacible y dentro de mí busco una piedra en la cual sentarme y descansar”. (Danzon Park)
“Soledad dice: Inventaste los cascabeles y las rebanadas de pan, luego te quedaste en silencio algunos meses y cuando hablaste de nuevo fue para decir que habías inventado la rosa de los vientos y las gaviotas. Juan replica: Pero esas cosas ya fueron inventadas. Soledad responde: Por eso te metieron aquí, por inventar cosas que otros han inventado”. (Nubes)

“Catalina: Usted me va a volver loca.
Miranda: Es que era un novio de antaño... Cada vez que me despistaba, él se desvanecía; un día me despisté completamente y él, completamente, se desvaneció. Me he dado cuenta que las palabras de la gente viajan en el aire en diferentes direcciones.
Catalina: Es verdad, las cosas no siempre viajan en la dirección que una quisiera que viajen.
Miranda: Mi último novio desaparecía con la lluvia. El me decía, ¿quieres casarte conmigo?, y ¡zas! el cielo se venía abajo. Me decía, seré tuyo para siempre, y un trueno nos dejaba sordos y el granizo nos llegaba hasta el cuello... Un día vino decidido a vivir conmigo pero llovía tanto, que no nos podíamos ver la cara a un metro de distancia y, para colmo, la tormenta había hecho saltar los fusibles de mi casa; estábamos a oscuras y el boletín meteorológico no dejaba de decir que las lluvias no cesarían hasta bien entrado noviembre.
Catalina: No todas las lluvias terminan en historias de amor”. (Buñuelos)
“¿Qué propósito tiene contar una historia? Librarme de ella”. (Muchacha)
Es un honor tenerles aquí.

Muchas gracias,
Salvador Lemis

Teatrólogo, director y dramaturgo. 
Otra foto de la puesta en escena de Salvador Lemis y Jaime Bañuelos. México. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

LIBRETO DE TEATRO ABILIO ESTÉVEZ MONÓLOGO "EL ENANO EN LA BOTELLA"

SINTESIS CURRICULAR: SALVADOR LEMIS. (TEATRO, TALLERES, CÁTEDRAS, CONGRESOS, OBRAS.)

REFERENCIAS A OBRAS DE TEATRO ESCRITAS POR SALVADOR LEMIS.