CUENTO: CHARLA CHAT de Salvador Lemis






CHARLA CHAT.
Salvador Lemis
“Cuando un árbol cae, también cae una estrella.Cuando se acabe el bosque, también nosotros ya no estaremos”.-- Chan Kin, Anciano Maya Contemporáneo
“Con frecuencia, la verdadera creatividad inicia donde el lenguaje termina”.-- Arthur Koestler
“La luna más fascinante se ha elevado sobre el bosque”.-- De “Las Canciones de Dzitbalché”, Antiguo Poema Maya
I “Era un niño dorado.”
Era un niño dorado. La abuela pensó que iba a convertirse en músico. “Es época de inseguridades. Eso me da miedo”, dijo la madre, Marie Peinter, en Marktl am Inn, Baviera, en la mañana primaveral del 16 de abril de 1927, 8:30, un sábado de Gloria en la diócesis de Passau, en la pintoresca Schulstraße, 11. “Cualquier época es insegura”, murmuró herr Joseph. “Eso mismo dijo mi madre el 6 de marzo de 1877, allá, en el Río di Pusteria, en Mühlbach, del Alto Adigio…, ¿y qué sucedió después? Nada. Y todo. Mejor dedícate a tus otros dos hijos… Y para que todo esté tranquilo soy oficial de policía.” Su hermano Georg Ratzinger, nacido en 1923, también sacerdote, aún vive. Su hermana Maria Ratzinger, quien nunca se casó, administró la casa del Cardenal Ratzinger hasta su muerte en 1991. A la edad de cinco años, Ratzinger estaba con un grupo de niños que dieron la bienvenida al visitante Cardenal Arzobispo de Munich con flores. Impresionado por la vestimenta del Cardenal, más tarde anunció que quería llegar a ese cargo. Dos años después de su nacimiento, el 11 de julio de 1929, su familia se mudó a Tittmoning y el 5 de diciembre de 1932 se mudó nuevamente, esta vez a Aschau am Inn y fue aquí que Joseph vivió su tiempo escolar en la década de los 30 del pasado siglo, después del fortalecimiento del nacionalsocialismo. Después de intensas discusiones, Gibson y Semler decidieron que iban a filmar APOCALYPTO digitalmente, y utilizar el vanguardista sistema de alta definición Genesis™, de Panavision. Si bien el sistema era nuevo, Semler sintió que les podía dar la movilidad requerida, la versatilidad y, especialmente, la capacidad para filmar en condiciones climatológicas extremas —lluvias torrenciales, calores sofocantes y lodo viscoso los esperaban—, para poder contar la historia.El sistema Genesis™ también ofrecía otras ventajas. “APOCALYPTO” es acerca de una persecución intensa, así que queríamos enfatizar la velocidad, que sólo puede ser intensificada por un tipo de efecto de estroboscopio —un efecto que pudimos crear con la Genesis™ y la capacidad de 360° que tiene su obturador”, explica Semler. “Probó ser fenomenal en las secuencias de persecución, al darnos imágenes que no se hubieran podido obtener con ninguna otra cámara. Todo está ahí, se siente real, y nos ha brindado una dimensión y velocidad totalmente nuevas e intensificadas”. Pero a qué viene esto. Continuemos.
II “No sé por qué se empecinan en decir que soy nazi. ¡Fariseos!”
El padre de Joseph compró una pequeña casa de campo en Hufschlag en Traunstein; este lugar es recordado por Ratzinger como "el verdadero hogar" de su familia. El padre de Joseph, debido a su trabajo en la gendarmería, debía ser muy flexible en cuanto a su ubicación. A pesar de que sus padres tenían algunas cargas económicas lo enviaron al seminario de San Miguel, donde se desempeñó como un estudiante dedicado. Hasta 1939 ningún seminarista había entrado en las Juventudes Hitlerianas. Pero el régimen exigió a partir de marzo la afiliación obligatoria. Hasta octubre, la dirección del Seminario se negó, pero luego no pudo impedir el inscribirlos. Así le sucedió también a Joseph Ratzinger, a sus 14 años.[ A los 16 años Ratzinger fue llamado a filas, como tantos jóvenes de las Juventudes hitlerianas que al final de la guerra fueron militarizados (los llamados Flakhelfer: ayudantes de artillería antiaérea) y se le destinó a la protección de la fábrica de BMW en Traunstein, en las afueras de Munich, ciudad que fue bombardeada masivamente. Prestó servicio entre abril de 1943 y septiembre de 1944. En este tiempo asistió al instituto de segunda enseñanza "Maximiliansgymnasium". A las preguntas de un superior, contestó que quería ser sacerdote. Recibió instrucción básica y fue destinado a Austria, concretamente en la protección anti-tanque. En 1944 comenzó su entrenamiento básico en Hungría, tomó parte en el "Reichsarbeitsdienst" -que era un servicio de estrategia Nazi- donde él, junto con otros compañeros, construyeron sistemas para cerrar el paso a diferentes tanques de guerra. Ratzinger desertó en los últimos días de la guerra, pero fue hecho prisionero por soldados aliados en un campo cerca de Ulm en 1945. Genesis™ también le dio la oportunidad a Gibson y Semler de utilizar fuentes de iluminación naturales y filmar casi en la penumbra bajo la bóveda de un bosque tropical, donde la luz ambiental con frecuencia disminuía a niveles drásticamente bajos pasado el medio día. Además, las escenas nocturnas podían ser filmadas con increíble detalle usando sólo la luz que emanaba de las fogatas alrededor del pueblo. “A lo largo de las escenas con fogata, veíamos los monitores y todo el pueblo se veía iluminado. Todo el lugar cobró vida —la gente, sus rostros, las chozas y los árboles. No lo podía creer”, recuerda Semler. “Y como estábamos filmando con una apertura más lenta, esto provocaba que las llamas se vieran lánguidas, titilando, pero casi como si fueran algo líquido, muy suaves. Fue algo absolutamente bello”. Semler estaba fascinado especialmente con la capacidad de usar telefotos de noche, que, justo desde el inicio, le dio a las secuencias de acción un efecto estimulante. “Al utilizar el telefoto en aquella secuencia inicial nocturna, cuando ves a los holcanes corriendo hacia la cámara, están muy comprimidos, casi apilados. Es espectacular, algo que no se hubiera podido lograr con película cinematográfica”. ¿pero por qué vuelven esas voces del futuro a hurgar en mi conciencia? Vatikan'ın papazları ve kardinalleri, bizim islam dünyasının ve Türkiye'nin özellikle müslğman aydınlarından çok daha stratejik hareket etmiş ve PAPA'nın Türkiye ziyaretini büyük bir zaferle neticelendirmiştir. PAPA, Sultanahmet'te kıyam duruşunda dua etmiş, güvercin salmış, Türk bayrağı sallamış, hep tebessüm etmiş veee Ayasofya'da dua etmemiştir! Vatikan en az bir 20-30 yıl daha kazanarak, Ayasofya'nın müzelikten çıkarılarak camiye çevrilmesini bir kez daha engellemiştir. No comprendo de dónde surgen esos ecos supremos de algo que no entiendo. Mejor me concentro en lo que estoy estudiando: como seminarista del seminario diocesano, entonces sito en Traunstein, hizo e dorado chico Joseph Ratzinger su examen de bachillerato en "Chiemgau-Gymnasium" en Traunstein. Desde 1946 hasta 1951 Ratzinger estudió Teología católica y filosofía en la universidad de teología y filosofía de Freising, así como en el Herzogliches Georgianum de la universidad de Munich y Friburgo. Según sus propias palabras, sus mayores influencias filosóficas, después de un periodo de interés por el neo-kantismo, fueron sobre todo las obras de Gertrud von le Fort, Ernst Wiechert, Elisabeth Langgässer, Theodor Steinbüchel, Martin Heidegger y Karl Jaspers. Igualmente, se refiere a Fiódor Dostoyevski como una fuerte influencia literaria. En su discurso final Ratzinger trató el tema: Cambio de pensamiento. En cuanto a los escolásticos, su interés se centró en San Buenaventura. Es el segundo papa de la historia en recibir el apodo de “el Papa nazi.”
III “El otro nazi también fue un papa. El otro papa también fue un nazi…”
El otro fue Pío XII. Me impresiona aún una gran foto que existe donde se puede ver al Santo Padre con una inmensa capa oscura saliendo del edificio del Reichstag. Dos soldados con la conocida y temible swástica están a cada lado de la puerta, como dos leones fieles. Siempre estuve convencido de que la evidente santidad de Eugenio Pacelli era una prueba de su buena fe. ¿Cómo podría haber traicionado a los judíos un Papa tan Santo? ¿Cómo? ¡Eso es imposible! (Aún muchos lo afirman. La gente suele ser descreída a la hora de echar por tierra con una mandarria de hierro a sus héroes y a sus ídolos. Dos oficiales me permitieron acceder al material secreto: declaraciones bajo juramento que se juntaron hace treinta años para avalar el proceso de canonización de Pacelli y el archivo de la Secretaría de Estado del Vaticano. También recurrí a fuentes alemanas en relación con las actividades de Pacelli en Alemania durante las décadas del ´20 y del ´30, incluidos sus contactos con Adolf Hitler. Al haber utilizado cuatro cámaras de manera simultánea, filmar en formato digital le permitió a Semler dejar que la cámara corriera para conseguir tomas prolongadas —en algunas ocasiones de hasta 20 minutos—, lo que también hubiera sido imposible conseguir con película cinematográfica. Además de la versatilidad de su sistema, la cámara también soportó algunas condiciones extremas, incluyendo huracanes, vientos fuertes y días de 48° C. Semler resume: “Como director de fotografía de esta película fui capaz de ir a lugares a los que nunca antes había ido. Las posibilidades creativas fueron verdaderamente fenomenales”. El diseñador de producción Tom Sanders, nominado en dos ocasiones al Premio de la Academia® y quien previamente había colaborado con Gibson en su película ganadora del Oscar® “Braveheart”, también se enfrentó a posibilidades creativas increíbles. La carrera de Sanders abarca numerosas películas épicas —sus diseños han comprendido desde los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial en “Saving Private Ryan” al mundo fantástico de “Dracula”—, pero en APOCALYPTO se enfrentó a la singular tarea de darle vida completamente a un mundo perdido de pueblos primitivos y reinos de extrema opulencia. Comenzó con una extensa investigación de la arquitectura maya y las técnicas de construcción que hubieran sido utilizadas en una antigua ciudad maya, incluyendo la fortificación de paredes, edificios, pirámides, plazas, monumentos, tzompantlis, palapas, mercados y áreas mercantiles. Al trabajar de cerca con el Dr. Richard Hansen, Sanders también estudió las herramientas, utensilios, armas de guerra mayas (en colaboración con el armero Simon Atherton), hasta llegar a sus textiles y alfarería. Después, comenzó la monumental tarea de erigir este mundo de la nada. “Casi todo lo que ves en la película, incluyendo la utilería, fue hecho a mano en México”, comenta Sanders. Para el pueblo de Garra de Jaguar, donde la gente vive en armonía con la naturaleza, Sanders se topó con que no había muchos datos verídicos de donde partir. Como sólo fueron escritas o ilustradas las vidas de los nobles mayas, la vida del habitante común en el bosque sigue siendo un misterio hoy en día —por lo que aquí Sanders recurrió a la extrapolación y la imaginación. “Pensé que sería interesante si las chozas del pueblo se vieran como nidos en el bosque. En el pueblo todo es muy claro y orgánico, que contrasta con las columnas mecánicas de piedras angulares de la ciudad maya”. Los papas disfrutan del poderío que los encumbra en sitios adonde casi ningún humano aspira llegar. Más poderoso que un rey actual. Más antiguo que su propia indumentaria. Más sagrados que el Dalai Lama. Más divinos que una obra de arte. Todo es cuestión de diseño, branding emocional y un coctel de antropología, venta de imagen y diseño actual. Como Madonna. En “Apocalipto” el diseño también se vio influenciado por el perturbador ataque sorpresa que trae consigo el viaje de Garra de Jaguar. “Debido a la verticalidad del bosque, quería crear estructuras donde pudieras ver a través de las paredes de las casas, cuando el pueblo está siendo asaltado”, indica Sanders. “Elevamos las chozas para que pudieras ver sólo pies corriendo y obtener puntos de vista aterradoramente caóticos de gente atacando y huyendo”. Pero el golpe de gracia de Sanders fue construir la gran ciudad maya de forma que diera a las audiencias un sentido de todo el resplandor —pero también del efervescente caos con indicios de esclavitud, hambre y pánico— de los centros de poder maya hacia el final de sus días. La misión comenzó con una maqueta intrincadamente detallada. “Soy escultor y la manera en como diseño es, primero, construyo todo el set en una gran maqueta tridimensional de 4 metros”, comenta Sanders. “De esta forma, puedo ver cómo cada pieza se relaciona con las demás y me permite ver las mejores posiciones de cámara con respecto a cómo Mel lo imaginó para la pantalla”. Posteriormente, reclutó a varios equipos de construcción, así como a escultores, modelistas, pintores, yeseros, jardineros y más de 100 trabajadores locales para convertir la maqueta en una realidad de tamaño natural. A final de cuentas, la ciudad iba a albergar un paisaje notablemente diverso. En la periferia está el destituido y dilapidado Pueblo Shanty, hasta llegar a las zonas de clase media con sus chozas de techo de palma, pasando por el área comercial, donde la manufactura se lleva a cabo, y finalmente el mercado, donde se reúnen los ricos y los pobres para comprar y vender mercancías, incluyendo esclavos. Después de la construcción principal, todo fue deteriorado para mostrar el reciente estado de decadencia de la ciudad —hasta aguas negras ficticias fluyendo por los canales contaminados de la ciudad. Campos de maíz y otras cosechas fueron sembrados y después extinguidos para intensificar la atmósfera amenazante de la hambruna y la catástrofe. “Todo lo que plantamos, queríamos que se muriera”, comenta Sanders. “La teoría es que estamos en medio de una sequía, razón por la cual están sacrificando seres humanos a un paso acelerado. Queríamos mostrar el daño ambiental que ha provocado esta situación”. Las pirámides que Sanders y su equipo construyeron fueron inspiradas en aquellas que encontraron en la antigua ciudad de Tikal, que llegó a ser la ciudad maya más grande. Si bien tuvieron como base una extensa investigación para sus diseños, el equipo también tuvo que adaptar las proporciones a las requisitos de una producción cinematográfica moderna. “Para acomodar a los actores, extras, equipo de producción y cámaras encima de la pirámide principal, tuvimos que ampliar las secciones más angostas hasta en un 20% para brindar más espacio, donde la acción pudiera ocurrir”, explica Sanders. Para Sanders fue especialmente gratificante ver cuán conmovido estaba el Dr. Hansen, experto en cultura maya, la primera vez que pisó la ciudad maya recreada.
ESTA ES LA TIERRA MÁS HERMOSA QUE OJOS HUMANOS HAN VISTO.
Luna prende su PC y se sienta comiendo un hot dog. Bebe de una cocacola recalentada por el insoportable sol de un planeta atacado por el mal del efecto invernadero. Lee: “Perdóname, bueno, misericordioso Jesús, si voy hacia tu sepulcro no para liberarlo de las manos de los turcos infieles. No fue el amor a ti lo que me hizo abandonar a mi padre y a mi madre. No es tu amor quien ahora me guía hacia tu lejano sepulcro, sino que otro amor llena todos mis pensamientos, mi cuerpo entero, mis labios, mis manos, mis ojos. Este amor está en mí como si fuese todo lo que yo soy. Fue él quien me hizo abandonar el hogar, abandonar a mi madre sin una palabra de despedida. Jesús, tú no eres mi amor. Mi amor es otro. Amo su sonrisa, que no es sonrisa sino el tímido anuncio de una sonrisa. Su sonrisa me abre el cielo, todo su ser me abre el cielo, siempre he podido rezarle como rezaba al cielo…” La cámara se desplaza hacia otra ventana emergente de nuestro cuento para el padre Augusto: Hansen apunta: “Le han dado vida al pasado en una forma que raramente se ha visto en el cine”. Ah, pero Pacelli llegó al Vaticano en 1901, a la edad de 24 años, reclutado para especializarse en cuestiones internacionales y derecho canónico. Colaboró con su superior, Pietro Gasparri, en la reformulación del Código de Derecho Canónico que se distribuyó en 1917 a los obispos católicos de todo el mundo. A la edad de 41 años, ya arzobispo, Pacelli partió hacia Munich como nuncio papal para comenzar el proceso de eliminar los desafíos legales a la nueva autocracia papal y procurar un tratado entre el papado y Alemania como un todo, que reemplazara todos los arreglos locales y se convirtiera en un modelo de las relaciones entre la Iglesia Católica y los Estados. En mayo de 1917 recorrió Alemania, destruida por la guerra, ofreciendo su caridad a gente de todas las religiones. Sin embargo, en una carta al Vaticano, reveló tener menos amor por los judíos. El 4 de septiembre le informó a Gasparri, que era cardenal secretario de estado en el Vaticano que un tal doctor Werner, el rabino jefe de Munich, se había acercado a la nunciatura para rogar un favor. Con el fin de celebrar Succoth, los judíos necesitaban hojas de palmeras que normalmente llegaban de Italia. Pero el gobierno italiano había prohibido la exportación, vía Suiza, de unas palmeras que los judíos habían comprado y que estaban retenidas en Como. “La comunidad israelita – continuaba Pacelli – busca la intervención del Papa con la esperanza de que abogue a favor de los miles de judíos alemanes”. Pacelli le dijo a Gasparri que no le parecía apropiado que el Vaticano “los ayudara en la práctica de su culto judío”. Gasparri respondió que confiaba completamente en la “astucia” de Pacelli, coincidiendo con que no sería apropiado ayudar al rabino Werner. Dieciocho meses más tarde reveló su antipatía por los judíos de una manera abiertamente antisemita, cuando estuvo en el centro de una revuelta bolchevique en Munich. En una carta a Gasparri, Pacelli describió a los revolucionarios y a su líder, Eugenio Levien: “Un ejército de trabajadores corría de un lado a otro, dándo órdenes, y en el medio, una pandilla de mujeres jóvenes, de dudosa apariencia, judías como todos los demás”, daba vueltas por las salas con sonrisas provocativas, degradantes y sugestivas. Pacelli conoció los planes nazis para exterminar a los judíos de Europa en enero de 1942. Las deportaciones a campos de exterminio habían comenzado en diciembre de 1941. A lo largo de 1942, Pacelli recibió información confiable sobre los detalles de la solución final provista por los británicos, franceses y norteamericanos en el Vaticano.
Me carcome el verano. Yazgo tirado en su luz.
Cansan las miradas desde la perseverancia hasta el centro
de mí mismo. Voy de la sabiduría al sol y a las grietas.
Beso al delfín en la boca y uno a uno sus tendones de
fuego y viento contenido: canto a la Muerte y la sequía.
Escapan de mí por las galerías del castillo oscuro.
Van los peces hacia el invierno y los olvidos involuntarios.
Qué música de violines precede al hielo . . .
Las islas se han puesto en fila india y van al abismo.
Una maraña de hilos bajan desde el sol y atan mis brazos.
Soy la marioneta sin alma, el cruce peligroso del espacio.
Los cometas se destrozan en mi sangre y en mi espada.
Los meteoros de vidrio llamean al atravesar la sombrilla
de la Dama que Ríe.
Ha sido acomodado el desayuno sobre las rocas. Las olas
de los vomitones del delfín azulado barren la espera.
Bajan las serpientes a beber. Ascienden los motivos.
Cada casa es un arco sobre las dunas. Uñas del demonio
para enredar conciencias. Estoy en el centro,
carcomido por la sal de los veranos. Mi esperma seca.
Las esquilas son arrasadas por el crucero blanco, gigante.
El viejo pez está sentado en la silla del Director.
Un pino está sembrado en el trozo de tierra que gira
por encima de nuestras cabezas de dragón.
Cánsame con tus abrazos, llévame hasta la luna, aconséjame.
Castiga mi ceguera en las realidades virtuales y las ondas.
El calor antecede sed y demonios.
El calor arrasa con los perdones y las imágenes que se despegan
de las rodillas tatuadas, de las nalgas tatuadas y de los ojos
de los peces que vienen a desayunar sobre la costa.
Estoy sobre el mantel a cuadros, cuadros rojos, inservibles.
Me van a devorar en plena sequía del amor.
Veo con gozo tenedores marcados con escudos y nombres,
cucharas de corteza, cuchillos afilados con la lengua…
Amenazan el aire y amenazan a los pájaros que osan cruzar
esa distancia entre sus fauces y mi cuerpo.
Soy el desayuno más indigesto del verano y después
bailarán sobre mi nombre hasta el anochecer.

El 17 de marzo de 1942, representantes de las organizaciones judías reunidos en Suiza le enviaron un memorándum a través del nuncio papal en Berna, donde detallaban las violentas medidas antisemitas en Alemania, en sus territorios aliados y en zonas conquistadas. El memo fue excluido de los documentos de la época de la guerra que el Vaticano publicó entre 1965 y 1981. En septiembre de 1942, el presidente norteamericano Franklin Roosevelt envió a su representante personal, Mylon Taylor, a que le pidiera a Pacelli una declaración contra el exterminio de los judíos. Pacelli se negó a hablar porque debía elevarse sobre las partes beligerantes. Políticos y religiosos siempre se bandean de acuerdo a como sople el viento. El 24 de diciembre de 1942, finalmente, Pacelli habló de “aquellos cientos de miles que, sin culpa propia, a veces sólo por su nacionalidad o raza, reciben la marca de la muerte o la extinción gradual”. Esa fue su denuncia pública más fuerte acerca de la solución final: el exterminio descarado de tantas vidas humanas.
IV “SS Mel.”
El cineasta estadounidense Mel Gibson copió algunas de las escenas de la película “Retorno a Aztlán", del mexicano Juan Mora Catlett, para su superproducción sobre el mundo maya “Apocalypto", denunció este director en declaraciones al diario Reforma publicadas hoy. "He visto sólo el tráiler, donde hay una serie de imágenes muy similares a las de mi película 'Retorno a Aztlán'", afirmó Catlett, que explicó que la productora de la cinta de Gibson, Anna Roth, le pidió una copia de su filme, a cambio de la cual sólo le dio 100 pesos (nueve dólares). "Me pidió un casstte de mi película, yo le dije 'Sí, toma, te lo regalo', y me dijeron 'Te lo tengo que pagar', y me dio como 100 pesos", añadió al periódico. 'Retorno a Aztlán', rodada en 1989, está ambientada en el mundo azteca y su acción transcurre en el siglo XV, antes de la llegada de los españoles a México. En los últimos días se ha difundido en México las primeras escenas de 'Apocalypto', que fue rodada entre 2005 y 2006 en este país por el actor y director estadounidense Mel Gibson, y cuenta una historia épica sobre los mayas, que dominaron gran parte de Mesoamérica entre los siglos III y IX. "De repente resulta que mi película sirvió como asesoría y referencia de una película hollywoodiense y no me pagaron más que 100 pesos. Éste es un tipo de robo que les permiten a estas personas porque 'Walt Disney' tiene mucho dinero", acusó el realizador mexicano. Catlett, que está preparando su segundo largometraje, inspirado en una leyenda de la etnia purepecha de Michoacán (oeste de México), considera además que, por lo que ha visto de 'Apocalypto', ésta “deforma” la realidad del mundo maya, a pesar de que Gibson rodó la película en el idioma de esta etnia. "Llegan y tratan de hacer algo comercial para vender, cine de acción, y desvirtúan todo", criticó, informó El Universal de Venezuela. Mi cabeza falla. Demasiada información trash, basura. El exterminio. Los sueños. La vida. El caso de los papas nazis. ¿De qué se trata? “El presbítero Ernesto cardenal jamás usó un arma.” Me aseguran. No estoy convencido de eso. Nadie que permanezca cerca de militares como esos hermanos tan similares a los hermanos Castro puede tener las manos limpias de sangre. Sangre. La sola palara me da escalofríos. Pero hay algo peor: luego de la liberación de Roma, Pio XII pronunció su superioridad moral retrospectiva por haber hablado y actuado a favor de los judíos. Ante un grupo de palestinos, dijo el 3 de agosto de 1946: “Desaprobamos todo uso de fuerza (….) como en el pasado condenamos en varias ocasiones las persecuciones que el fanatismo antisemita infligió al pueblo hebreo”. Su autoexculpación grandilocuente un año después del fin de la guerra demostró que no sólo fue Papa ideal para la solución final nazi, sino que también un hipócrita. Ah, una vez más, llueven las críticas sobre Mel Gibson y su última película: «Apocalypto». Y ello, sin duda, porque vivimos en un mundo políticamente correcto, en el que Occidente se avergüenza de sí mismo y prefiere ensalzar cualquier civilización, por bárbara que fuera, antes que hacer el más mínimo elogio de la suya propia. Como los críticos cinematográficos más bien han tendido a elogiar «Apocalypto» desde el punto de vista técnico, se ha compensado denunciando la película por la barbarie que describe y por la insensibilidad del director que la ha hecho.
IV y medio: “También puede aparecer un poeta maldito en este cuento.”
Jean Arthur Rimbaud habla: Nací aquí, en Charleville, France, el ..., lo he olvidado... 1800 y tantos. Pueden preguntar a la mère Rimb. Si lo permite. ¡Tiene unas pulgas! Et moi? Tengo 19 años. Gozo del éxito en los salones literarios. Los muchachos de provincias me copian. ¡Si tan siquiera lo ocultaran un poco! Sinvergüenzas... Mi amorío con Paul es escandaloso. Dejó a su aburrida esposa por mí. ¡Muge, vaca! ¡Te cambié por un becerro empecinado del tamaño del río Sena! Horror, horror, estas acometidas de paranoia! ¡Voy a huir de Charleville, voy a huir de Francia! De vez en vez hay que escapar a las profundidades. Todo joven ha deseado alguna vez no hacer caso de esto y de lo otro... “Comeremos el domingo en familia.” “Hay que ir a misa, aunque no entiendas lo que susurra el maldito cura.” ¿Acaso Charles Baudelaire no retó al destino y se refugió en su locura, vestido ceremoniosamente de negro? Ah, Mel, Mel Gibson. Eres el hombre más rico de Hollywood, el mejor pagado. De sí mismo. ¿Lo sabes? La trama de la película tiene escasa importancia. Incluso podría admitirse que está concebida para la mejor demostración de las dotes cinematográficas de Gibson. Lo importante es que la película nos muestra cómo era la vida en una gran ciudad maya en el momento cumbre de esa civilización: las pirámides que surgen en medio de la jungla, los prisioneros que son sacrificados de formas increíblemente brutales o los que son vendidos y vejados como esclavos. Por supuesto han surgido los políticamente correctos —tan en boga en este mundo en el que nuestra cultura se empequeñece frente a otras que tanto podrían aprender si abrieran los ojos y las mentes— y se han precipitado a descalificar «Apocalypto» por no mostrar características positivas de la cultura maya como sus calendarios, sus jeroglíficos o su forma de construir pirámides —se ve a esclavos trabajando en ello, pero no se explica.
V “De Chateaubriand, Rousseau, Madonna, Gwen Stefani, Dolly Wilde, Diamanda Galáz y otros insomnes.”
Es cierto que eso es así, pero no recuerdo que nadie protestara contra la épica violencia del fabuloso «Gladiator» de Ridley Scott por no enseñarnos cómo construían los romanos sus acueductos. Como toda película, la trama implica una notable simplificación y el hilo conductor es el modesto «indios malos contra indio bueno». Pero lo que no soportan muchos, donde Gibson ha incurrido en causa de anatema, es al escenificar la salvación del «bueno» de las garras del «malo» por la llegada de la Cruz a América. Hasta ahí podíamos llegar. Decir que la conquista y evangelización de América fue causa de progreso es intolerable. Y así marcha la vida. Ojalá no te veas con la conciencia entrampada entre dos papas nazis y un maya que huye de la barbarie de su propia sangre. ¿Y qué es la historia de la humanidad sino la historia de tanta sangre derramada y tanta palabra inventada y reiventada para justificar ese inútil derramamiento? Juan Jacobo Rousseau, notable bigardo, fue capaz de ir entregando a una inclusa a los cinco hijos que hubo con su amante, mientras componía exquisitas páginas acerca de las tiernas y conmovedoras virtudes del Hombre Natural. Un progre de su tiempo, vaya. Con su encantador Discours se reforzó la beata emoción de los europeos ante los hombres primigenios, de reacciones y sentimientos puros, a salvo de la nefasta contaminación civilizada de las artes y las letras, sin trazas de política, de maldad ni mentira. La idea no era nueva pero, para no aburrir a los lectores con alardes eruditos —al alcance de cualquiera que disponga de los libros adecuados— sólo diremos que la insatisfacción por la propia vida en las comunidades civilizadas, con proyección sobre unos imaginarios seres perfectos en su ingenuidad natural, puede rastrearse ya en nuestra Antigüedad grecolatina, a lo largo de toda la Edad Media y el Renacimiento, hasta llegar a las obras de Chateaubriand, secuelas directas de Rousseau. Tras el Descubrimiento de América, el pastor arcádico había sido sustituido por el indio americano, con el alborozo añadido para ingleses, franceses, holandeses de poder echar en cara a España (su competidora con ventaja en el momento), el asalto y destrucción de aquella vida paradisíaca. Y recalcamos lo de «vida paradisíaca» porque alguna vez lo hemos oído, dicho en serio, tal cual, en simposios y jornadas americanistas. Y sin soltar la risa. Ah, pero sigue el rumor. Crece como el estruendo de un río que se descarrila de la línea de un tren de aguas. Sigue como el cosquilleo ensordecedor de la Nada hacia el Algo. Como la embestida del rinoceronte con el cuerno de cristal. Dolly Wilde se inyecta. La presión de la calle. El dolor fuerte de cabeza, la extraña cefalea de cada mañana… Suspira Dolly. Piensa en su tío. Quizá muera como él. Podrido y llorando a mares por la desgracia de ser un incomprendido para la época. Maldita reina Victoria… Ah… El líquido penetra por la vena hasta adormecerla. Dolly suspira. Una lágrima corre por su mejilla. Ama a Natalie Barney como a ninguna. Pero ella ama a una bailarina rusa. Asquerosa. Lemis entra al cine. Ha comprado dos entradas. Una para regalarla a un ciego y otra para él. Entra. Los anuncios ridículos parpadean hasta la frase: “Apague su celular.” Ha entrado al estreno de la película “Apocalypto” de Mel Gibson que, desde el punto de vista cinematográfico, ha sido comentada de manera favorable por los críticos correspondientes, partiendo de la evidencia de que se trata de una cinta de aventuras, bien dirigida, realizada e interpretada, con las convenciones propias de toda ficción: nada que objetar, pues, por ese lado. Sin embargo, como no podía ser menos, el gallinero políticamente correcto se ha alborotado contra ella muy crudamente, auxiliado por antropólogos e historiadores indigenistas, de esos que en tu casa admiten que su lengua materna es el castellano pero que, frente a un periodista madrileño, dejan sentado muy clarito haber mamado el quéchua de su madre: «Esto sólo demuestra —me apostilló sobre el lance un conocido escritor cubano, bien acomodado con el régimen de su país y con un cinismo ejemplar— que debe Ud. elegir mejor a sus amigos». En eso estamos, pero volvamos a la película. Yo no veo contradicción cronológica grave entre la llegada final de los castellanos en la película y el hecho de que el período maya postclásico terminara hacia 1200 con el hundimiento de Chichén Itzá y la emigración de los itzáes hacia el sur, al Petén, donde su capital Tayasal resistió a los conquistadores hasta su rendición a la Corona española en 1697. Pero ése es, tal vez, el pecado más imperdonable de todos: la alegoría del desembarco, salvador para el protagonista —exhausto y vencido y a pique de morir— y mensajero de un tiempo nuevo, no hace sino confirmar lo que anticipa la glosa inicial, es decir, que toda civilización destruida desde fuera, primero puso todos los medios para autoaniquilarse desde dentro. Este hombre –Gibson- ha pasado de la caricatura a la ofensa y así no hay biempensancia posible, ni Alianza de Civilizaciones que aguante. Mejor atengámonos a la doctrina de papas y obispos: -la propiedad privada ha de reputarse inviolable (Rerum Novarum, 12) — es imposible quitar en la sociedad civil toda desigualdad... siempre existirá aquella variedad y diferencia de clases sin las que no puede existir ni siquiera concebirse la sociedad humana (Rerum Novarum, 14 y 27) — es preciso emplear la fuerza y la autoridad de las leyes... Es preciso que las muchedumbres sean contenidas en su deber (Rerum Novarum, 29) -el cristiano ha nacido para la lucha... Todo buen cristiano debe estar pronto a arrastrar hasta la misma muerte por su patria (Sapientiae christianae, 19 y 7) — Jesucristo a sus apóstoles: No creáis que he venido a traer paz. No vine a traer la paz sino la espada (Evangelio de Mateo, 10:34) — pecar contra la religión es delinquir también contra el Estado (Sapientiae christianae, 11) — negar a considerar a Dios como fuente y origen de la potestad política, es arrancarle su más bello esplendor y quitarle su mayor fuerza (Diutorum, 24). Catolik dünyası siyasi bir deha ortaya koymuştur. Não simpatizo com a Alemanha. Tu deve entender meus motivos, não? Ainda assim, tenho grandes amigos de descendência alemã (como não tê-los no Rio Grande do Sul?) e jamais fiz qualquer piada ou comentário ambíguo. O mesmo não posso dizer que tenha recebido em troca. Não dos alemães em especial, claro. Tive também uma feliz união judaico-alemã, não esqueça. Embora eu ouça ainda hoje "tu sabe que não gosto de judeu", mas mesmo assim me ama, eu sei (só que é o "mesmo assim" que assusta). Não gosto da Alemanha. Às vezes eu me pego pensando como de fato os alemães de hoje veêm a Segunda Guerra e começo a divagar sobre como ensinam isso no colégio (talvez parecido com o Farroupilha, embora eu não saiba exatamente como é, mas já me foi relatado que a tendênca nazi impera). Meu Deus, eles SABIAM o que eu estava acontecendo, isso eu sinceramente não consigo deixar de lado, perdoe. Na minha planejada viagem pra França, pretendo pegar um trem em Paris e ir até Praga. Me entristece ter que passar pela Alemanha. Acho um desperdício. Daí agora vem esse papa, só pra confirmar que alemão é sempre de direita. Cada vez mais admiro os franceses.update: papa em sua juventude nazi. Ja, ja, ja. (Apuntes de Lemis. Para Augusto.)
VI “El creador del Vaticano fue un santo.”
MMMMMM…, io ono Antonio Salieri. Se dice que en este mundo no existe la veritá. Y dudo incluso de que exista en el otro. Esto me resulta tan evidente como una simple escala. He venido al mundo para amar el Arte. Ah, el Arte... Siendo niño, solía escuchar, embelesado, el órgano de nuestra vieja catedral sin poder contener las lágrimas. (Escucha, se oye un spiritual negro. Mira levemente asustado.) Pronto rechacé los fáciles pasatiempos, y me disgustó todo lo que no tuviese relación con la música. Me aparté de todo, consagrándome sólo a ella. Los primeros pasos son difíciles y árido es el principio del camino. No obstante, conseguí vencer los fracasos del principiante y consideré el oficio como base del verdadero arte. Nunca conocí la envidia. ¡Nunca, nunca! Ni cuando Puccini dejó maravillados a los parisinos...! Ni tampoco al oír por primera vez los sones de Ifigenia....! ¿Quién hubiera dicho que Salieri era un envidioso digno de desprecio que, sintiendo impotencia, mordía como una serpiente la dura roca? ¡Silencio! ¡Silencio, callen esa música! Pero ahora sí. Debo reconocerlo. ¡Siento envidia! Siento envidia y sufro horriblemente. ¡Oh, Dios mío! Dios... ¿Dónde está la justicia si la genialidad inmortal, ese divino don, no se le otorga en premio al que, rebosante de amor, trabaja olvidándose de sí mismo, sino que ilumina el cerebro de un loco, de un flojo, de un holgazán cualquiera?... Sogni d' oro. ¡Adiós! ¡Dormirás mucho tiempo, Amadeus! Pero, ¿será cierto lo que ha dicho esta monstruosa computadora fabricante de esquemas perfectos? ¡Él, que sabe tanto de música, me ha dicho que también soy un genio! ¡Podría sentirlo! Sólo si él no existiera para hacerme notar mis carencias. ¿Serán incompatibles la genialidad y el crimen? ¡No, no puede ser! Michelangelo Buonarrotti fue un asesino. ¡¡Y Tiziano, Tiziano también lo fue!! Y el creador del Vaticano fue un asesino. Pero nada de eso importa ahora. Hay que borrar a Mozart de la faz de la tierra. Y si fuera posible, hacer que las generaciones venideras no escuchen su música. Sólo escuchen la de Antonio Salieri. Mis cuarenta óperas, mis siete cantatas profanas, mis veinticuatro variaciones para clavicordio, mi "pasión", mis cinco conciertos, mis dos sinfonías, mis seis misas, mi réquiem..., ¿mi réquiem? (Descubre su intrascendencia.) ¡Oh! ¿Por qué? Si este veneno no lo mata: ¡juro que voy a envenenar el aire!
VII “El autor del David en todo el esplendor de la belleza masculina.”
Michelangelo nació en Caprese, cerca de Arezzo, hijo de Ludovico di Leonardo Buonarroti Simone, podestà en el Castillo de Chiusi y de Caprese, y de Francesca di Neri del Miniato del Sera. La familia era florentina, pero el padre se encontraba en Caprese al desempeñar el cargo político de podestà. El padre le hizo estudiar gramática en Florencia con el maestro Francesco da Urbino. Desde muy temprano mostró sus dotes no solo artísticas para la escultura, en la que empezó a despuntar; a pesar de la oposición familiar, para quien un hijo artista suponía una deshonra, entró el 28 de junio de 1488 en el taller de Ghirlandaio, donde permaneció como aprendiz durante ocho años, pasados los cuales, bajo la tutela de Bertoldo di Giovanni, comenzó a frecuentar el Jardín de los Médicis de San Francisco, donde estudió las esculturas antiguas allí reunidas. Sus primeras obras artísticas suscitaron la admiración de Lorenzo el Magnífico que lo acogió en su Palacio de la Vía Larga entre 1489 y 1492, donde Miguel Ángel se encontró con Poliziano y otros realistas del círculo mediceo, poniéndose en contacto con las teorías absolutistas de Platón, que acabarán por convertirse en uno de los pilares fundamentales de su vida, que se plasmará tanto en sus obras artísticas como en su producción como poeta.
SALÓN: “EN CONVERSACIÓN REAL-VIRTUAL.”
Luna: K’ onda?
Patrik: Ahí k m ves?
Pato: nada cuac cuac
Emo: ruge
Luna: Ahí s ven!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! este chat es una mierda
Emo: ay sí
Patrik: ¿alguien con cam para cibersex?
Luna: mi cam tá rota kaput
Pato: ¿¿¿¿¿¿¿¿saben que el Papa new es gay?????????
Concha ( ENTRA AL SALÓN) yo sabía que es nazi, no gay!!!!!!!!
Emo: ¿A quién le importa?
Luna: Al papa nuevo le gustan los trapos y los sombreros como a lady di
Emo: Lady Di está muerta crash andaba de puta chokó el coche crash le quedó incrustada la estrellita de mercedesbenz en la frente
Patrik: es un chiste viejo tú
Luna: jajajajjajajajajjajajajajajajajjajaj ;-)
Emo: ¿No que te ibas, Luna Moon?
Luna: Me voy cuando yo quiera
ZZZ: zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
Caliente 32: ¿Alguna chava que me enseñe sus tetas por MSN?
Luna: Yo yo yo puedo pero tengo radical de mama
Emo: Tan chistosa jejjejejejejjejejejejjejeje…
Luna: ¡¡Idiota!!
Patrik: necesito información sobre Miguel Angel el escultor… es para mi tarea de Historia del Arte
Luna: Ya no se studia historia del arte, güey, la historia no existe
Patrik: alguien que me pase el archivo adjunto de MA Buenoarroti
ZZZ: era puto, el michelito
Luna: para ustedes todos son gays…. Imbéciles… se proyectan
Freedy Krueger: (ENTRA AL SALON) ké onda… alguien para chatear un rato ajedrez en red, alguno??????????????????????????????????????????
SE CAE LA RED
Se cuenta una anécdota en Florencia sobre su estancia en el Jardín de los Médicis y la admiración que sentía por él Lorenzo el Magnífico: un día de estos en los que el joven escultor trabajaba con ahínco en su escultura llegó de pronto Lorenzo, con gesto más que arrogante, y ante el trabajo que Buonarroti realizaba, un busto de un Baco viejo, le dijo casi con desdén que le vendría mejor a ese rostro la carencia de algún que otro diente, que con ello lograría la expresividad del rictus y ratificaría su presunta vejez. Miguel Ángel se sintió tan contrariado ante lo dicho por el Magnífico, que no vio la hora de que se marchase el príncipe para saltarle un diente a la estatua.
VIII “Sobre las Mortificaciones.”
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? Unas anotaciones para el Padre Augusto.
¿Qué había escrito hoy? (…) Diez reglazos en cada mano. Ayyyyyy….!
Lemis se inclina ante la taza de café humeante que se ha servido en la Cafetería de Kanankil y piensa que tanto la Biblioteca como la cafetería carecen de alma. Que nada ahí enamora el alma. Y siente un deseo súbito de rezar frente al mar o en una berg alemana de las afueras de Halle-Saale. Petersberg quizá. Y piensa en voz alta: Es ahora cuando debería tratar de parar esta marcha de la locura. Aunque me encuentre solo debería detenerme y parar esta marcha de la locura y de la inocencia, de la inocencia y de las pasiones, de las pasiones y de la mentira…, pero ni siquiera tengo las fuerzas suficientes para oponerme a mis propias palabras en este drama. Ni a mis palabras, ni a mis esperanzas ni a mis anhelos… Busqué las fuentes y las he hallado envenenadas. ¿Qué he querido decir? ¿Que no existe ya ninguna esperanza? ¿Que ya no hay pureza, ni cultura, ni fe? ¿Que las cabezas de los jóvenes están resecas a fuerza de entrenamiento? No sé. Busqué la fuga de mí mismo y no he logrado librarme de mí mismo. Busqué entre ustedes, jóvenes actores del teatro yucateco de principios del Siglo XXI, lo intenté entre ustedes, personajes, busqué entre ustedes un apoyo para mis esperanzas moribundas. En ustedes busqué apoyo para mi vejez vacilante… Pero ahora me falta valor para borrar todo esto o para darle algún final feliz… Es trágico ser propiamente un personaje inconcluso. Es triste, digo yo. Sé que van a envolverme las tinieblas definitivas y no tengo esperanza, pero todavía estoy sediento de ella. La última esperanza, escucharlo bien, es la sed de la esperanza. Es más fácil enterrar toda esperanza, ver su agonía total, que matar dentro de uno la necesidad y la sed de la esperanza. ¿A quién acudir si no creemos en nadie? ¿A quién? ¿Por amor a quién? Disciplina o amor: ésas son las nuevas categorías. Tú, que en un tiempo inexistente dijiste: Señor, aparta de mí este amargo cáliz, perdona si yo también, no clavado en ninguna cruz, pero encadenado a una juventud más pesada que una cruz he tramado estas historias. No existe Rocío, tampoco Paco, ni siquiera Dora… Augusto de Jesús no existe. Nadie ha existido y todo ha sido inventado. Hay uno solo que todavía da sus primeros pasos por algún departamento moderno, por algún parque de una colonia desconocida, no sé. Hay uno solo que puede llamarse Santiago o Esteban o Juan o cualquier otro nombre común…, y podrá con el tiempo convertirse en nuestra esperanza. Ya lo sabemos y estamos todos seguros de ello: ¡no es la mentira, sino la verdad lo que destruye la esperanza! Por eso es que ahora pudiera gritar: ¡Hijos, hijos míos, deténganse, están todavía a tiempo de volver a sus casas! ¡En nombre de la cordura les prohíbo seguir, les prohíbo seguir representando estas mentiras de teatro! ¡¡Se los ruego, se los ruego y ordeno!! ¡No existe la esperanza, sino sólo el deseo de la esperanza! ¡No es la mentira, sino la verdad lo que asesina la esperanza! ¡¡Atrás, vuelvan atrás!!
Y Lemis entonces pensó en el cuento que le escribiría al padre Augusto, pero se sintió triste en un universo poblado de incongruencias y donde el lenguaje engendra nuevas trampas que sumen en mayores angustias y reescribió la búsqueda del tema que le obsesionó desde el principio. Cuando alguien dijo: “En el principio fue el verbo…”
Quiso escribir sobre el amor, pero le pareció un tema tan bueno que lo consideró propio de los discursos de los políticos. También manejó la posibilidad de abundar sobre la filantropía, que era un terreno perteneciente al mismo condado, pero lo poco que había leído sobre esas descabelladas organizaciones humanas que se ocupan de los demás descabellados integrantes de la raza humana y que se llaman "fundaciones", las cuales profesan el altruismo por encima de todas las cosas y de todas las casas, le asqueó. Escudadas en el signo del amor hacia tontas caritas miserables reinventaban el corso y la piratería del nuevo siglo. Asco de Patronatos para Zoológicos y estrenos de corbatas, flequillos televisivos, somníferos, hongos, relojes. Al menos así pensaba Lemis desde su cueva zoológica…. A un costado del nuevo edificio de Kanankil, que no dejó el que el antiguo edificio de Kanankil envejeciera dignamente.
Quiso escribir sobre los himnos de las naciones y el colorido de las banderas de allende y aquende, pero el tema le fastidiaba tanto que se rehusó a quedarse dormido cien años, aturdido por esa fatídica investigación.
Los temas pululan, sólo falta echarles el lazo al cuello y tirar de ellos hasta hacerles morder el polvo de las bibliotecas.
Pensó en aquello de "boy meet girl" y sonrió. ¿Acaso queda alguna combinación de esta fórmula en estado genérico, primario, incorrupto? No. Es evidente. Ya ningún muchacho busca a ninguna chica y todo es una larga y ciega charla en la pupila de la fibra óptica: chats.
Manejó por una autopista de verduras, las granjas de alimentos orgánicos bajo la mirada dulcísima de un padre rebelde, o las recetas polinesias, la historia de Abisinia y de Angola, la invención de la pólvora, de las ruedas de ingenio y de los berberiscos, las máscaras griegas, las semillas del altramuz, la sensación de la silla, las esposas de Chang y Eng, los cambios de sexo del ostión, la impotencia de los empleados bancarios, la efervescencia del carbonato y la cola, la sangre azul del bogavante, las jaulas heladas de Plutón, una feria holandesa, el pabellón chino de Sans Souci, los lentes de Gustav Mahler, la soledad inconmensurable de Vincent Van Gogh a los 37 años, un puente entre Buda y Pest, el amor de Akenaton, la voz de Rocío Chaveste anunciando que la amistad existe, el misterio de las catacumbas, los frijoles saltarines y el bigote engominado, la filosofía de Jack, Lucas y Chikatilo, los lienzos de Segundo Planes, las teogonías de Hesíodo, las sandalias de Aquiles, el doctor Kung-tse, la congoja de Erasino, la risa hermosa de Dora Ayora tan parecida a sus seis hermanas, la voz de Jenny Lynd, ruiseñor de Suecia, el veneno inagotable de Hegel, el gas del Zyklon-B, la Sinfonía Inconclusa, la frente y los labios de Osiris, los ojos tristes de Paco en Kanankil, las branquias de Andros, el sabor de los moluscos, la Universidad de Lesbos, la ballena blanca, el cosmos helénico, el "Carnaval de los Animales", la diarrea de Alexander Von Humboldt, San Cristóbal y la euforia del niño, el peluquero de Lady Macbeth, la escenografía del Blanquita, la heráldica de Guajabales, las cabezas cortadas de los narcomenudistas, Nona y Librado, el rey de Siam, la fuga per canon, Miguel Hernández y Josefina en su pueblo de cabreros, la escalinata del Palacio de Justicia de Roma, un almohadón bordado con la estrella de David, el rostro de la luna y la cofia de Santa Clara, los vomitivos de Nitza, las golpizas de Strindberg, la capa de Superman y el anillo de bodas, los labios de Gioconda Belli, los cinco ojos de las abejas, los labios de Arantxa, la cópula eterna de Paolo y Francesca, San Bonifacio y San Sebastián, el guión cinematográfico de Franklin Delano Roosevelt, las gotas de Bartolini, el Concilio Papal en Power Point, el cocinero judío de Adolf Hitler, el bridge de los turcos, los 2.500.000 remaches de la anciana Eiffel, el potro de los suplicios, las ollas de grillos de los teatros, los dos papas nazis, la corona mortuoria de las 700 variedades de orquídeas, el “Apocalipto” de Mel Gibson, la escobilla para el jabón, el milagro del metro, la cabeza de las tarántulas y el moco del pavo.
Al final terminó decidiéndose por una obsesión magna: la Teología de la Liberación y el asco de ser./


FINAL.






Comentarios

Entradas populares de este blog

LIBRETO DE TEATRO ABILIO ESTÉVEZ MONÓLOGO "EL ENANO EN LA BOTELLA"

SINTESIS CURRICULAR: SALVADOR LEMIS. (TEATRO, TALLERES, CÁTEDRAS, CONGRESOS, OBRAS.)

REFERENCIAS A OBRAS DE TEATRO ESCRITAS POR SALVADOR LEMIS.